Uber

Conductor privado en vez de taxi a precios asequibles

Antes de utilizar Uber, debes darte de alta en el servicio. Tendrás que facilitar tus datos personales (nombre, dirección de correo electrónico, teléfono y datos bancarios o de cuenta PayPal) y elegir una contraseña. Una vez conectado, se mostrará una ficha con tu ubicación. Ver descripción completa

PROS

  • Pide un vehículo muy rápido
  • Dispones de distintas categorías de vehículos
  • Obtén un presupuesto antes de llamar
  • Se puede pagar desde el smartphone
  • Puntúa y comenta el servicio

CONTRAS

  • De media resulta más caro que el taxi convencional
  • Servicios desiguales según los conductores

Bueno
7

La geolocalización al servicio de la aplicación

Antes de utilizar Uber, debes darte de alta en el servicio. Tendrás que facilitar tus datos personales (nombre, dirección de correo electrónico, teléfono y datos bancarios o de cuenta PayPal) y elegir una contraseña. Una vez conectado, se mostrará una ficha con tu ubicación.

Llamar a un conductor es muy sencillo. Uber detecta automáticamente tu ubicación mediante la geolocalización y propone un punto de recogida. Esto también se puede realizar manualmente sobre el mapa. A continuación, solo hay que presionar un botón para llamar a un conductor. Aquel que se encuentre más cerca recibirá la solicitud. Si el conductor la acepta, recibirás un SMS de confirmación. De nuevo, gracias a la geolocalización, es posible seguir el acercamiento del conductor en tiempo real sobre el mapa.

En general, el servicio propuesto es superior al de los taxis tradicionales y los conductores a veces te ofrecen bebidas energéticas, dulces, etc.

Todo se realiza directamente desde la aplicación y en ningún momento tienes que llamar o preocuparte de disponer de dinero en efectivo para pagar.

El peor enemigo de los taxis convencionales

Los taxis convencionales tienen sus razones para estar disgustados con Uber: este servicio resulta atractivo por su facilidad de uso, sus prestaciones, que normalmente superan en mucho a las de los taxis, y sus tarifas asequibles.